Di sí a un microcopy útil y creativo para mejorar tus conversiones

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

“Sensible al discreto encanto de los pequeños detalles”. Película Amélie, Octubre de 2001.

Si hay alguien que conoce y sabe valorar cada singular detalle de la vida es ella, Amélie.

Yo cada vez que la veo disfruto, sonrío y aprendo.

También la veo con la intención de recordar algunas de las lecciones que contiene. Porque como ya sabes, estamos tan enfrascados en nuestras rutinas que olvidamos aspectos importantes que ya habíamos aprendido.

Así que me pongo notas para volver a lecturas, lugares y personas que me refrescan la mente

Esto es lo que hace Amelie como una autentica maga, influye en las emociones de la gente a través de pequeños detalles que impactan en sus vidas. Y el microcopy va de esto, de trabajar los detalles de tus textos.

Ofrece la posibilidad de navegar fácilmente por tu web mientras haces disfrutar de cada palabra.

Queremos ayudar a personas con nuestros servicios, al menos a mí me encantaría pensar que te estoy ayudando ahora mismo con este artículo.

Queremos inspirarlas con lo que hacemos, incluso provocar algún cambio o reacción en ellas.

Pues bien, también tienes esa posibilidad en tus manos cuando escribes. Y puedes hacerlo a través de tu web, de una carta de ventas, de una newsletter, etc.

Allá donde haya texto puedes ayudar a tus lectores y potenciales clientes.

¿Cómo? Pues, ¿qué tal si les ofreces un viaje por tu web que sea confortable, libre de dudas, frustraciones y nerviosismo? ¿Qué tal si provocas una sonrisilla al leerte?

Es lo que ocurre cuando te comunicas correctamente con tu lector a través de tu web.

Le vas contando lo qué sucede al clicar en un u otro botón o en un enlace determinado, reduciendo así su nivel de ansiedad, literalmente.

Para que te hagas una idea, fíjate en todas las preguntas que pueden pasar por la mente de tu lector antes de hacer click: 

  • ¿Me cobrarán algo si le doy a continuar?
  • ¿Cuánto tardarán en confirmarme la reserva?
  • ¿Me enviarán algún email de confirmación?
  • ¿Si presiono ya tendré que pagar?
  • ¿Si le doy a confirmar perderé mis datos?
  • ¿Tendré que suscribirme si le doy a ok?
  • ¿Me pedirá el número de mi tarjeta de crédito si acepto?
  • ¿Cómo puedo encontrar aquí la información que necesito?

Es decir… ¿Qué pasará si avanzo, ¿qué es lo siguiente?, ¿cómo funciona esto?

Es el momento de sacarle el máximo partido a nuestro lenguaje y guiar a los usuarios por nuestros textos para completar el proceso de compra o contratación de nuestros servicios.

Y para conseguirlo debes trabajar el microcopy en tus textos. Una técnica de copywriting que ayuda a tus lectores a estar calmados mientras visitan tu web.

El microcopywriting además mejora la experiencia de usuario. Es decir conduce al lector de manera clara, concisa y útil, le hace saber que hay detrás de cada click.

Todo un alivio para tus lectores, demostrado con datos.

Microcopy en acción.

Pero, ¿Cuál es la definición exacta de microcopy?

Los dos expertos web, Christopher Murphy y Nicklas Persson, que recogen el significado oficial en su libro El oficio de las palabras. Parte II: El microcopy. 

Aunque a mí me encanta como lauxcritora lo describe y creo que el significado que ella le da te ayudará a comprenderlo mejor: 

«Microcopy es un término que se refiere a todos los textos breves de una página web, una aplicación o cualquier otro producto o servicio digital. Es decir, microcopy es prácticamente cualquier texto de una interfaz. Con esto me refiero a los elementos de la interfaz en sí. El texto de un post o de una página «quiénes somos», por ejemplo, no es microcopy, es simplemente copy».

El micro copywriting significa pocas palabras, gran impacto.

Es ese texto decisivo a la hora de redactar consejos exprés (por ejemplo para crear una contraseña), preguntas frecuentes de los usuarios, una página de error, reducir el miedo al spam, texto para alertas, notificaciones, botones… etc

Pero cuando estamos creando microcpy, estamos creando algo realmente importante para la persona que está detrás de la pantalla. Como te decía al principio, le estamos ayudando a mejorar su vida. Yo lo veo así:

  • Despejas dudas que facilitan a tus lectores tomar una decisión u otra.
  • Proporcionas información para ayudar a tus lectores a moverse por tu web.
  • Pides información delicada a tus clientes con un tacto especial.
  • Explicas cómo vas a usar la información que le estás pidiendo.
  • Proporcionas a tus clientes herramientas, consejos, sugerencias y mapas.
  • Ayudas a organizar sus contactos, administrar sus gastos, pagar facturas o reservar un lugar maravilloso para descansar.
  • Haces posible que graben y guarden momentos importantes.
  • Dices quién eres, qué hace y por qué debería importarle.
  • Ayudas a que estén tranquilos y confíen en ti.

Suena importante porque lo es, incluso yo te diría que es vital si quieres tener una tasa de conversión que le haga justicia a lo que vendes.

Ya los datos demuestran como una simple palabra cambia la tasa de conversión de una página en un 150%.

De hecho, existen casos en los que de no vender nada, se han normalizado las ventas al cambiar un texto diminuto.

O sino mira El caso casi real de un microcopy culturalmente desafortunadoLos usuarios interpretaron de forma errónea una palabra decisiva dentro de la web. Cuentan que este detalle supuso una confusión millonaria para una compañía aérea americana.

O el caso de la empresa privada del sector de la tecnología Veeam Software. La compañía cambió en su interfaz el enlace «Request a quote» («Solicitar presupuesto») por «Request pricing» («Solicitar precio»).

Gracias a ese detalle mínimo, los clics al formulario aumentaron en un 161,66%, y con ello las conversiones.

Recuerda, matas la ansiedad y resuelves dudas e inquietudes a cada paso que tu lector va navegando y comprando.

Por ello la brevedad y concisión son aquí nuestros grandes aliados. Pero el microcopy es también una gran oportunidad para ser creativos en nuestros textos.

¿Qué puedes hacer para mejorar el microcopy en tu negocio?

Secreto #1 Deja tus textos respirar.

A veces sientes que necesitas explicar mucho, escribir mucho contenido para contar algo a tu lector o darle una determinada información, y te cuesta ir al grano. Lo sé porque a mí me pasa constantemente.

Y aunque es necesario que trabajes la concisión para romper esas paredes de textos interminables, hay algunos trucos que te ayudarán a que siga leyendo.

Puedes practicar la técnica conocida como la revelación progresiva, que consiste en dividir tu información en pequeñas partes e ir ofreciéndola poco a poco al avanzar.  

Para darle un respiro a tu lector trabaja también el microcopy y los elementos visuales.

Te dejo algunos recursos que puedes usar para conseguirlo:

  • Saltos de línea
  • Imágenes
  • Encabezados
  • Ejemplos
  • Listas
  • Viñetas
  • Mensajes creativos
  • Aclaraciones y consejos

Secreto #2 Despierta tu curiosidad.

Si, has leído bien, tu curiosidad primero, la tuya.

Lo que quiero decir es que ser observador y curioso te ayudará si quieres crear un microcopy que te dé resultados.

¿Y qué significa esto? Básicamente que debes preguntar y escuchar mucho.

Haz preguntas a tus usuarios todo el tiempo: ¿Por qué estás haciendo eso mientras navegas por la web? ¿Qué intentas conseguir clicando aquí? ¿Cómo llamarías a esto? ¿Cómo pides ayuda? ¿Cómo interpretas este texto? ¿Cómo te sientes comprando un determinado artículo? ¿Cómo dirías que es la atención al cliente en esta web?

Y después usa sus palabras, sus reacciones y sus dudas para incorporarlas al micrococpy de tus textos.

Probablemente shopifly colocó este microcopy justo aquí porque después de preguntar a sus usuarios, muchos de ellos no hacían click desconfiando en que tendría que facilitar un número de tarjeta y la plataforma finalmente les cobraría por la suscripción después de los 14 días de prueba.

Secreto #3 Sácale brillo al copywriting conversacional.

Se humano.

Esta parte me encanta porque insiste en la importancia de respectar un tono conversacional en nuestros escritos.

El profesor Clifford Nass de la Universidad de Stanford investigó la interacción entre humanos y los ordenadores. Decía que la comunicación cara a cara es el mejor modo de leer las emociones de las personas.

Cliffort descubrió que las personas se relacionan con los ordenadores siguiendo las mismas normas y conductas sociales. Esto significa que cuando escribes en tu web como si fueras una persona y no una máquina, el cerebro de tu potencial cliente se activa y siente a la persona que hay detrás de la pantalla.

Por lo tanto las palabras escritas son el único medio que tienes a tu alcance para hacer que tu interface sea lo más cercana posible y se inicie una relación más personal con tu audiencia.  

Secreto #4 Presta especial atención a la experiencia de navegación en tu móvil.

Más de la mitad de la población adulta del mundo posee un teléfono inteligente. 

En muchos casos es lo primero que miramos al levantarnos o incluso antes de ir a dormir.

Cuando estamos aburridos, queremos matar el tiempo, o relajarnos, acudimos a nuestro móvil para interactuar con el mundo en vez de entablar una conversación real con la persona que tenemos al lado.

Mirémoslo desde un punto de vista menos triste, y piensa en la importancia de ofrecer a tu lector una interacción fácil, cercana y concisa a través del móvil.

Para conseguirlo, el diseño y el texto de tu página deben tener una sintonía perfecta.  

Aquí tienes algunas prácticas para alcanzar este objetivo:

  • Ubica la llamada a la acción cerca de la parte superior.
  • Diseña un menú específico para dispositivo móvil.
  • Haz que sea fácil para los usuarios ponerse en contacto contigo.
  • Aprovecha las características especiales de los dispositivos móviles, como tocar-aquí-para-llamar, por ejemplo.
  • Simplifica la cantidad de información que los usuarios deben escribir en formularios.

Secreto #5 La pregunta de los huevos de oro que se hará tu cliente: ¿Qué hay en esta web para mi? ¿Está aquí lo que realmente necesito?

El 76% de los consumidores dice que el factor más importante en el diseño de un sitio web es que “el sitio web le facilite encontrar lo que quiere”.

Eso significa que si los visitantes llegan a tu web y no encuentran lo que están buscando o no tienen resuelta la información que más les inquieta en los primeros segundos, probablemente salgan de la página y no vuelvan.

No pasarán tiempo tratando de descifrar lo que qué les quieres decir.

Así que muéstrales inmediatamente lo que necesitan saber sobre tu empresa, lo que deben hacer y cómo deben hacerlo.

Aprovecha el poder del microcopy para conseguirlo.

Secreto #6 Vigila el tono y la voz de tu microcopy.

Antes de empezar a redactar ese pequeño texto estratégico, recuerda aspectos clave de tu empresa: los valores, la misión, visión, el público objetivo y la personalidad de la marca.

Justo ahí se encuentran el tono y la voz que necesitarás respetar cuando escribas el microcopy de tu negocio. Esa forma de comunicarte con tus usuarios también debe verse reflejada cuando trabajas el microcopywriting.

Recuerda que cada palabra cuenta.

Secreto #7 Comprueba y mide los resultados que estás obteniendo.

Somos personas escribiendo para personas. Lo que decimos y cómo lo decimos importa.

Por eso precisamente tienes que comprobar que tus usuarios te están entendiendo, cómo de fácil o difícil les resulta navegar por tu web, registrarse o comprar.

Y la única manera que conozco de saber si estás acertando es probando. Así que no olvides validar cada paso que das y realiza pruebas A/B con regularidad.

Sólo así sabrás si has encontrado las palabras adecuadas, cuáles con las más efectivas y las que mejor conectan con tus usuarios.

Conclusión y práctica de copywriting:

Cuando trabajamos el microcopy de nuestro negocio estamos ayudando al lector a saber justo lo que necesita en ese preciso momento. Es una acción super poderosa y esto es lo que puede hacer por ti:

  • Aumentar la usabilidad de tu página web reduciendo las dudas y confusiones de los usuarios.
  • Crear una experiencia positiva de navegación, compra, contratación o registro, haciendo que las personas conecten con tu marca.
  • Mejora tu marca y logra diferenciarla al mismo tiempo que fomenta la conexión con el usuario.

Solo sabrás si has logrado un micropy útil y creativo si logra responder a estas preguntas:

  1. ¿Guía al usuario hacia la solución que está buscando?
  2. ¿Genera confianza?
  3. ¿Refleja sutilmente tu mensaje de marca? 
  4. ¿Ayuda a completar una tarea? 
  5. ¿Incluye un beneficio?
  6. ¿Es coherente con el resto del lenguaje?
  7. ¿Es claro y útil?
  8. ¿Aporta sentido?
  9. ¿Muestra con claridad el camino a seguir?

Y sabiendo todo lo que ahora sabes sobre microcopywriting, te propongo rescatar algún texto de microcopy de tu web y compartir conmigo el cambio que le has dado después de leer este artículo.

¡Te espero en los comentarios! También puedes escribirme a: hola@crisdelatorre.com.  

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Escrito por...

¿Quieres conocer el estado actual de tus textos empresariales y saber qué necesitas para empezar a cambiar la forma en la que te comunicas?

Me he propuesto guiarte para conseguirlo

Descarga mi Checklist con instrucciones que te ayudarán a darle un giro a tus textos

Deja un comentario