Audio 1. De aquí nace un Copywriting que perdura en el tiempo.

La escritura transparente  en los negocios mejora nuestras vidas de forma masiva. Sencillamente, porque a las personas nos gusta comprar.

En la obra Los Anales de Confucio, el general Sun Tzu le pregunta al maestro: Si te llamara el duque de Wei para gobernar sus territorios, ¿cuál sería la primera medida que tomarías?. Y el maestro contestó: Cambiar la lengua.

`Porque quien cambia la lengua, cambia la mentalidad, cambia a las personas y a los ciudadanos. Una mayor capacidad de expresión hace ciudadanos más conscientes y libres.

Yo no puedo imaginar esa lengua, esa capacidad de expresarse sin una escritura transparente. Y al contrario de lo que algunos profesionales piensan, existe un copywriting leal, honesto y ético muy lejos de los discursos agresivos de ventas, muy lejos de fórmulas o de mensajes repetitivos. Un copy que no suena igual a lo de siempre.

He pasado más de 12 años trabajando como periodista la comunicación y la imagen de decenas de empresas e instituciones. Y de todos estos años, que un día me pesaron, aprendí   que si algo te quema por dentro, no es tu camino.

Descubrí que mi oportunidad si estaba en aquello que yo defendía, a veces, con uñas y dientes, en una escritura transparente.

Porque al contrario de lo que muchos empresarios y peces gordos piensan, se puede comunicar, inspirar y vender a través de un mensaje transparente. Sí, también vender. Vender una idea, un servicio o un producto, no importa, pero hacerlo fiel a tus principios.

Solo de ahí nace un copywriting que perdura en el tiempo, que atrapa lectores, y que vende al consumidor o al cliente perfecto, sin mentiras, sin florituras, con buen rollo y ética.

Todos deberíamos ser un poco copywriter, yo encuentro a este arte de la escritura persuasiva válido hasta para la vida cotidiana, si tienes un negocio y te implicas en él, necesitas saber algo de copy porque déjame decirte que aunque contrates un copy, tarde o temprano tu mismo también tendrás que editar tu texto, porque nadie conoce y ama tu negocio mejor que tú.

Deja un comentario